Interacción con Pájaro carpintero

El carpintero gigante (Campephilus magellanicus) es el más grande de América del Sur y uno de los pájaros carpinteros más grande de todo el mundo. Habita en los interiores de bosques, principalmente de lenga (Nothofagus pumilio). El macho y la hembra son distintos: el ejemplar macho se puede distinguir ya que todo su cuerpo es negro con manchas blancas en el lomo, y su cabeza y copete son rojos carmín; mientras que la hembra posee todo su cuerpo, cabeza y copete de color negro.

Su dieta está compuesta principalmente de larvas perforadoras de madera, y se lo ha observado realizando perforaciones para obtener la savia del guindo (Nothofagus betuloides) o comiendo frutos de calafate (Berberis buxifolia), maitén (Maytenus boaria) y michay (Berberis ilicifolia).

Se diferencia al pájaro carpintero de otras especies de aves por su capacidad de dar picotazos en los árboles, promediando unos 10 mil picoteos al día. Si esto lo hiciera un ser humano o cualquier otro animal, sufriría severos daños cerebrales. ¿Por qué no le sucede lo mismo al pájaro carpintero? Esto se debe a que la morfología de su cabeza está preparada para soportar numerosos golpes. Su cerebro está rodeado de pequeñas cámaras de aire que tienen como función amortiguar cada uno de los impactos que recibe y proteger su cerebro. También hay que tener en cuenta que poseen un hueso que se sitúa en la parte anterior del cuello, por debajo de la lengua, que sale desde el pico y envuelve el cerebro del ave como si fuera un cinturón de seguridad. Observar al pájaro carpintero en actividad resulta un inolvidable espectáculo de los que ofrece la naturaleza en este bosque.

Textos: Tec. en Turismo Marisol Martinez
Revisión: Mag. María Laura Borla
Upload Image...